En Argentina, al menos una de cada tres personas adultas tiene hipertensión. Todas ellas deben tomar medicación (además de cumplir con hábitos saludables) para mantener su presión arterial por debajo de 14/9.

Sobre eso no hay dudas.

Lo que investigó un amplio estudio presentado en el último Congreso Europeo de Cardiología fue si existe un mejor momento para tomar los fármacos antihipertensivos (pueden ser más de uno): por la mañana o por la noche.

Un factor de riesgo, múltiples riesgos

La hipertensión es el factor de riesgo más importante para el desarrollo de enfermedades y eventos cardiovasculares -entre ellos infarto de miocardio y accidente cerebrovascular (ACV)– principales causas de muerte en Argentina y el mundo.

La presión por encima de 140/90 mmHg (o, más fácil, 14/9) también se asocia a insuficiencia cardíaca, insuficiencia renal, ceguera y hasta deterioro cognitivo.

El dato positivo: hay medidas efectivas que ayudan a prevenirla y controlarla. Para evitar valores por encima de lo normal, se aconseja llevar adelante una alimentación saludable baja en sodio, hacer ejercicio en forma regular, no fumar y manejar el estrés.

Cuando ya hay diagnóstico de hipertensión, a esas indicaciones los médicos le suman la prescripción de fármacos.

El dato negativo: en el país, alrededor de la mitad de las personas con hipertensión desconoce que tiene sus valores de presión arterial elevados y, entre quienes sí lo saben, la mitad no está bien controlada.

En síntesis: unas 6 de cada 10 personas con presión arterial elevada no están bien tratadas, estiman desde la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial (SAHA), que cada año lleva adelante la campaña Conoce y Controla.

El diagnóstico de hipertensión lo hace un profesional de la salud. Foto Shutterstock.


El diagnóstico de hipertensión lo hace un profesional de la salud. Foto Shutterstock.

¿Mejor por la mañana o por la noche?

En ese sentido, la pregunta que intentó responder el estudio TIME, cuyos resultados fueron presentados en una de las sesiones del Congreso Europeo de Cardiología, en Barcelona, es si tomar la medicación antihipertensiva por la mañana o por la noche favorece un mejor control y se asocia a menos riesgos.

Para probarlo, se invitó a adultos del Reino Unido que estuvieran medicados con al menos un fármaco antihipertensivo a registrarse en el sitio web del estudio.

En total, unos 21 mil participantes fueron divididos aleatoriamente en dos grupos: a los integrantes del primero se les indicó tomar su medicación habitual por la mañana (entre las 6 y las 10 AM), mientras que el resto debía hacerlo por la noche (entre las 20 y la medianoche).

Fueron seguidos durante una media de 5 años (en algunos casos hasta 9 años) en los que se midió en ambos grupos cuántos casos de infarto de miocardio, ACV o muerte vascular se registraron.

Una vez finalizada la investigación, los autores observaron con cierta sorpresa que no había habido diferencias entre ambos grupos.

¿Por qué con cierta sorpresa? Porque la presión arterial alta por las noches es mejor predictor de eventos cardiovasculares (infarto y/o ACV) que la registrada por la mañana.

Pero también por los resultados de un estudio anterior (llamado HIGYA) que había hallado un significativo beneficio en la toma nocturna. No obstante, ese trabajo previo había sido eje de duras críticas a nivel metodológico.

«TIME fue uno de los estudios cardiovasculares más grandes jamás realizados y proporciona una respuesta definitiva a la pregunta sobre si los medicamentos para bajar la presión arterial deben tomarse por la mañana o por la noche», dijo el investigador principal Thomas MacDonald, de la Universidad de Dundee.

«El ensayo encontró claramente que el ataque cardíaco, el accidente cerebrovascular y la muerte vascular ocurrieron en un grado similar, independientemente del momento de la administración«, enfatizó durante su presentación.

Y concluyó que las personas con presión arterial alta «deben tomar sus medicamentos antihipertensivos a una hora del día que sea conveniente para ellos y minimice cualquier efecto indeseable».

El automonitoreo favorece un mejor control. Foto Shutterstock.


El automonitoreo favorece un mejor control. Foto Shutterstock.

Cronoterapia

«El estudio TIME nos viene a clarificar respecto de la cronoterapia, es decir si hay algún momento del día que deberíamos prescribir la medicación», analizó en diálogo con Clarín el cardiólogo Marcos Marín, presidente de la SAHA.

«Y nos dice que da exactamente lo mismo tomarla a la mañana que a la noche, algo que es muy importante«, destacó.

El médico argentino, no obstante, planteó algunas reservas, dado que el estudio todavía no fue publicado en una revista científica con revisión de pares.

«Sería interesante ver con cuántos medicamentos estuvieron medicados estos pacientes, si estaban bien controlados, porque la tasa de eventos cardiovasculares a cinco años fue realmente muy baja«, sostuvo.

En un artículo de Medscape en francés, el médico Xavier Girerd, del Hôpital de la Pitié-Salpêtrière, en París, manifestó ciertos reparos frente al mensaje de indicarles a los pacientes que tomen su medicación antihipertensiva cuando prefieran.

«Según mi experiencia, es mejor indicar con precisión el momento de tomar los medicamentos recetados en enfermedades crónicas, de lo contrario se pierden pacientes», dijo.

Y afirmó que aconseja «tomar antihipertensivos por la mañana porque la rutina de la mañana suele estar bien establecida, mientras que puede cambiar por la noche, lo que favorece el olvido. Es absolutamente necesario evitar el mediodía, cuando los pacientes están en el trabajo».

recomendaciones presion arterial hipertension

Excepciones a la regla

En ese sentido, Marín subrayó que «tenemos que simplificar para la gran mayoría, pero siempre hay excepciones«.

El presidente de la SAHA señaló que hay un grupo minoritario de pacientes que sí deberían seguir indicaciones específicas respecto del mejor momento para tomar sus medicamentos.

Se trata de personas con disautonomía, que en general son adultos mayores.

«Les suele bajar la presión arterial cuando se paran y les aumenta cuando se acuestan, en esos pacientes uno tiene que ser mucho más cuidadoso y artesanal en la indicación, y para ello nos basamos en prescribir de acuerdo a un monitoreo ambulatorio de la presión arterial o presurometría de 24 horas», explicó a Clarín.

¿Qué es una presurometría y en quiénes se indica?

La presurometría es un estudio que permite trazar un «mapa» de la presión de una persona durante todo un día, a través de un aparato que realiza unas 70 mediciones (cada 15/20 minutos en el día y cada media hora a la noche).

Las guías de tratamiento nacionales la indican en personas que tienen hipertensión limítrofe (cercana a 14/9), dado que podría tratarse de un caso de «hipertensión oculta» (13/8,5, por ejemplo); o por el contrario, de un «guardapolvo blanco», en quienes se sospecha que la presión arterial les sube un poco más de lo normal durante la toma en el consultorio.

«A esas dos entidades, hipertensión de guardapolvo blanco (que se sobrediagnostican en el consultorio) y la hipertensión oculta (que se los infradiagnostica) las pone de manifiesto el mapa, la presurometría», comentó Marín.

Y precisó que se estima que entre un 20% y un 25% de los pacientes revisados en consultorio presentan presión de guardapolvo blanco, mientras que un 15% tendrían hipertensión oculta.

«Con lo cual, si se suman los dos, hay un 40% de pacientes a los que en el consultorio no se les puede hacer un buen diagnóstico de hipertensión arterial y debería indicárseles una presurometría.»

El mapa también ayuda a definir el mejor tratamiento en personas con hipertensión leve y evaluar si los pacientes llevan un buen control.

Favorecer la adherencia

«Como siempre decimos, lo más importante es simplificar el tratamiento y alcanzar los objetivos terapéuticos para tratar de tener los valores de presión siempre por debajo de 14/9 y más cercanos a 13/8″, insistió Marín.

Es que la falta de adherencia al tratamiento es uno de los principales obstáculos para que las personas diagnosticadas con hipertensión puedan tener sus valores bajo control.

Por diversas cuestiones, a muchas personas les cuesta seguir las indicaciones y terminan abandonando o incumpliendo la terapia, lo que impide un buen manejo de la presión arterial.

Que dé lo mismo -según los resultados del estudio TIME- tomar la medicación por la mañana o por la noche en la mayoría de los casos, es un mensaje que podría facilitar la adherencia.

La combinación de dos o más drogas antihipertensivas en un solo comprimido, es otra.

Y pese a que las guías nacionales de hipertensión -elaboradas en forma conjunta por diversas sociedades científicas y el Ministerio de Salud de la Nación- lo aconsejan, es una opción infrautilizada, ya sea por falta de indicación de los especialistas tratantes o porque algunas prepagas y obras sociales no cubren esa alternativa.

***

¿Querés leer más sobre hipertensión y cuidado del corazón?

Estas notas pueden interesarte:

➪La mejor dieta para el corazón, alcohol sí o no, síntomas de infarto y más: 8 preguntas frecuentes al cardiólogo

➪Tres por uno: así es la fórmula de la polipíldora que baja un tercio la mortalidad tras un infarto

Triglicéridos altos: cuáles son los riesgos, cómo bajarlos y en qué se diferencian del colesterol

➪Hipertensión en chicos: cómo se previene y a partir de qué edad hay que tomar la presión

***

➪¿Tenés alguna duda sobre salud y bienestar que te gustaría que abordemos en notas de la sección? Entrá al Centro de Ayuda de Clarín haciendo click acá, ingresá a Mensaje a la redacción y luego a Preguntas a Buena Vida. Escribinos tu consulta y enviá. ¡Listo!

Mirá también



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí