Nicolás Bossié, detenido desde mayo en Malí por cruzar ilegalmente la frontera, logró finalmente, tras seis meses, acceder a la libertad condicional. Gracias a la Cruz Roja Internacional, el argentino logró que el proceso judicial pudiera llevarse a cabo, además de poder comunicarse con su familia en el país y recibir asistencia médica. 

 Ahora el mercedino, que hace un mes había sido trasladado a la capital de Malí, Bamako, recibirá dinero para poder pagar un alquiler en aquel país, mientras siga en libertad condicional y el juicio siga su curso. Tras viralizarse el caso, la cancillería argentina mandó una misión encabezada por el embajador argentino en Senegal para asistir al joven.

 Así, entre la Cruz Roja y el embajador, lograron que el mercedino ya no esté encarcelado en un centro de detención en Kaye, en una zona conocida como “la olla a presión de África”, por sus elevadas temperaturas. Nicolás informó a sus familiares que se encuentra bien de ánimo y de salud y que ayer pudo tomar contacto personal con un abogado, que llevará su caso con la esperanza de que pronto sea autorizado a retornar a la Argentina.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí